Llame ahora » (+34) 91 000 14 28 - 680 410 058 - 665 228 516

Estudio de Artes Escénicas y Audiovisuales

¿Qué es un actor del método?

Lunes, 24 Julio 2017 14:00

En principio debo decir qué es el método a mi entender y cómo se juzga, a veces superficialmente, esta tendencia que fue originada en principio por Lee Strasberg.

Han sido muchos los colaboradores hasta el día de hoy en este técnica de interpretación y las aportaciones que se han realizado a nivel mundial. Decir que el Método de Lee Strasberg es una copia del Sistema Stanislavskiano es una injusticia y desconocimiento total del legado de ambos grandes maestros. Uno se inspiró en el otro e hizo su propio discurso, al igual que han hecho muchos profesores seguidores a su vez de Stanislavsky y de Lee Strasberg. Cada profesor que tuve le aportó al Método su propia visión y adaptación a su manera de pensar y de sentir y de investigar y crear.

En mi caso, tuve la fortuna de estudiar en diversas escuelas, las más reconocidas del Método: Lee Strasberg y Stella Addler. Tuve otros profesores maravillosos como Albert Morgenstern con quien estudié durante diez años y quien se convirtió en mi mentor. Obtuve una beca al “Talento Latino” en el Stella Addler Institute y pude experimentar las diferencias entre un acercamiento y otro. Tomé de cada uno lo que mejor consideré en su momento servía a mi instrumento.

Ya, después, cuando de regreso a mi país decidí dar forma a mi propio programa de estudio, coloqué los ejercicios de cada profesor en el lugar que a mi entender darían a conocer mejor la técnica, y luego, a lo largo de treinta años enseñando, tuve la oportunidad de adaptar cada ejercicio, agregar mis propias versiones de estos ejercicios y diseñar otros tantos.

Ver lo que cada actor puede brindar y exigir de acuerdo a su talento y disposición de trabajo. Enseñar a la persona sin jamás herir su autoestima, ha sido otro de las características que he luchado por incorporar a mi sistema de clase como actitud pedagógica y filosofía de vida.

Hablando con Bonnie Morín